Buscar

Cargando...

domingo, 7 de febrero de 2016

Un corazón en deuda, un corazón prestado


¿Quién no ha dejado 
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

A orillas del mediterráneo
un niño me sacó a bailar,
fue un verano con cinco años
y el primer amor junto al mar.

A orillas de aquel mediterráneo
me despedí de mi amor infantil
con la promesa de volver
que nunca jamás cumplí. 

A orillas de un mediterráneo
conocí el amor y lo perdí,
entre juegos de princesas duerme
con aroma a nenuco y alelí. 

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

En el patio de la escuela
le confesé a mi amiga un secreto
y ambas nos sorprendimos enamoradas
del mismo pelirrojo compañero.

Cómplices de aquel pequeño crimen
inventamos un nuevo juego,
le robamos miradas a hurtadillas
y tejimos historias de desvelos. 

Pero fue la prima de mi amiga
quien rápida le robó un beso
y nosotras nos consolamos silenciosas,
cómplices en el despecho.

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

El primer romance me pilló desprevenida
cuando el muchacho me confesó sus sentimientos,
me dicen precoz porque a los once
ya le escribí a un chico mi corazón en verso. 

Fue tímido, fue torpe y fue dulce, 
y muchos dirán que no fue amor pues era niña,
pero conozco mi corazón y juro
que le quise con cada latido y cada fibra.

Como llegó se esfumó
y lloré su marcha,
y le dediqué "Yesterday"
para seguir hacia el mañana.

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

El segundo fue tan solo una aventura
y el tercero creí que sería para siempre,
aún me estoy recuperando de la despedida
que le dije fría como aquel diciembre.

Si a alguien le he roto el corazón
ha sido al hombre que más he amado,
pero al final soy una egoísta
y no pude ser feliz a su lado. 

Le dejé a deber un corazón
y no sé si podré recuperarlo,
porque cuando creí en el amor
me perdí en mi propio desengaño.

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

Y después de él 
tan solo silencio...
pero soy feliz
en mi arrepentimiento.

En la penumbra de un pub
un inglés quiso robarme un beso,
huí al ritmo de la música
pero llevo sus ojos en el recuerdo.

Y en el vaivén entre dos estaciones
me robó el corazón un desconocido,
en aquel tren recuperé un poco la fe
aunque de nada sirve jugar al destino.

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?

Y entre deudas
y préstamos
sigo siempre
hacia delante,
porque...

¿Quién no ha dejado
a deber un corazón
en alguna esquina perdida
de una historia de amor?


jueves, 28 de enero de 2016

Crónica de una despedida

Yace dormida,
eternamente dormida,
yace blanca y fría.
eternamente altiva,
yace en el lecho
de una despedida.

Yace expuesta
tras una vidriera,
yace solemne,
silente y derecha,
yace dormida,
eternamente dormida,
en el lecho de madera
de una despedida. 

Yace como una muñeca,
una escultura
cincelada en cera,
yace con sus manos entrelazadas
y un crucifijo con cuentas,
yace la carcasa
de quien una vez era.

Yace rodeada de rosas,
cada flor una memoria,
yace tras una vidriera
dormida,
eternamente dormida,
en el lecho de madera
de una despedida.

Y al otro lado de la cristalera
la contempla un hombre,
un padre y marido,
en mi recuerdo un gigante,
ahora un titán vencido,
enjuto y dolorido,
casado a un recuerdo,
un tiempo que se ha ido.

Y al otro lado de la cristalera
la lloran tres hijos,
eternamente niños,
eternamente niños. 

La mayor la más entera,
siempre fue la más madura,
lleva la pena enarbolada,
un estandarte de quien fuera,
las raíces en el pasado,
los pies en el presente 
y los ojos en el mañana.

La mediana se deshace
en llanto, 
llanto y pena,
lleva un peso a sus espaldas
que en lágrimas desecha, 
el lamento,
el lamento,
solo ella sabe cuánto pesa. 

Y el menor entumecido
por el dolor
parece erguido,
pero su corazón se tambalea,
aún es niño,
aún es niño,
pero a ser adulto juega.

Su mirada ausente,
su semblante inexpresivo,
es traicionado por las manos
que salen a buscarla,
que rozan el vidrio,
el vidrio que los separa
buscando inconsciente
una abertura a través de ese velo,
el velo que nunca se rasga,
entre los muertos y los vivos
un velo en el limbo
que precede a una despedida.

Y ella...
yace dormida,
eternamente dormida,
yace blanca y fría.
eternamente altiva,
yace en el lecho
de una despedida.


Un furtivo del pensamiento

Fui a buscarte a un rincón de mi memoria
y me di cuenta que no eres sino un recuerdo,
el fantasma de una pasada gloria,
un furtivo de mi pensamiento.

Si a veces salgo a bailar descalza
con todas esas promesas que no fueron,
con la niña que habita las corrientes
laberínticas de tiempos viejos...

Y si a veces sales a bailar conmigo,
el espejismo que da caza a mi lamento,
y yo presa de la amiga melancolía
me entrego a tus brazos abiertos...

Para despertar sola y fría,
adulta y reina de los sueños,
para despertar a la realidad
donde tú eres, serás y fuiste
un furtivo de mi pensamiento. 

viernes, 22 de enero de 2016

A aquella mujer

Estoy intentando inventar palabras bonitas
para revestir una despedida,
y verso a verso fracaso
porque no hay belleza en esta injusticia.

A aquella mujer que fue niña,
que se le escapa la vida
demasiado deprisa.

A aquella mujer que fue rosa,
del jardín la más altiva,
del jardín la más hermosa.

Para aquella mujer
qué sentido tienen mis versos,
mis palabras huecas,
no hay consuelo
en un tiempo que se agota
antes de hora.

A aquella llama que se consume,
aquella rosa que se marchita,
aquella niña que eternamente habita
el jardín de las memorias,
aquella misma que dibujó una vida larga
en el diario de sus días,
y aquel matrimonio que se juró
la eternidad
y se imaginó longevo y viejo
compartiendo sus achaques,
y aquellos niños, eternamente niños,
que pierden el calor de una madre
...
para ellos no tengo palabras,
pues no existe consuelo
más vano que las condolencias de un extraño. 

Para ellos quedará el recuerdo
de una rosa altiva,
de una mujer, de una niña,
de una esposa, de una madre 
y de una hija. 

-Dedicado a mi tía que nos deja demasiado pronto y a las personas que la llevan en el corazón.-

sábado, 14 de noviembre de 2015

Cross-road lovers

Fate crossed lovers meet
on opposing sides of the Milky Way,
Who are you to decide
they are not fated to be?

They walk in the path
drawn by the stars,
bare feet in the scorching sun
the burning scars
will be a remembrance.

Who broke the starway to Heaven?

I may just bungee jump 
straight to Hell
to take you out,
I may cross fate,
swimm across the Styx river
to get you now. 

Who broke the stairway to Heaven?

Would you meet me there?
In the cross-roads of the Universe,
pass the Magellanic Cloud,
where angels still sing aloud?

I may build an spaceship
or fly in the wings of a wingless Sputnik
and find you in the fated cross-road
where the moon and the sun meet,
we shall eclipse each other.

Los silencios

130 silencios
hablan a gritos
de violencia
en las calles de Paris

45 esperanzas
naufragan a la
costa de Libia,
3000 cantan las sirenas

Una muchacha llora
lágrimas en sangre
al desamor
bajo las piedras
que son su lápida

Y el mundo gira,
los silencios tienen flores
y las esperanzas rocas
y la muchacha que llora
llora fría y sola. 


domingo, 18 de octubre de 2015

Eso es amor

Si sonríes cuando me miras,
me encuentras en la distancia
y lloras cuando me voy...

Cariño,
tengo una noticia
Eso es amor

Si me llevas en el pensamiento,
me sueñas estando despierto,
y me extrañas cuando no estoy...

Mi vida,
tengo una noticia
Eso es amor

Es así de sencillo,
no necesita aditivos,
feliz estando conmigo
y triste estando sin mí...

Cuando me sueñas,
me piensas,
cuando me extrañas,
me encuentras,
cuando me miras
me ves...

En una marea de gente
soy el único haz de luz perenne,
cariño,
eso es amor.


martes, 29 de septiembre de 2015

Merry-go-round

When I close my eyes
I picture a home,
is a little faraway
and a little torn down.

When I open the door
a radio is playing on the background
and a man is dancing to the sound
of an old old love song.

He takes my hand
and walks me to the dance floor,
he wonders aloud
Do I remember this song?
It's the song of our love...

We waltz to the sound,
to the song of my soul!

And I go round and round,
turn around,
on the merry go round!

With my eyes still closed
it seems like I'm turning around
like a child in disguise
playing to be grown-up

But when I open my eyes
I'm walking forward in time,
in this merry go round
you called life
you are walking backwards!

With my eyes still closed
I hear children
playing in the front porch,
I don't need to open my eyes
to picture your toothless smile.

You are rocking me back and forth
forth and back in the memory swing,
there's a swing to your step
when you sway me around and around

We waltz to the sound,
to the song of my soul!

And I go round and round,
turn around,
on the merry go round!

With my eyes still closed
it seems like I'm turning around
like a child in disguise
playing to be grown-up

But when I open my eyes
I'm walking forward in time,
in this merry go round
you called life
you are walking backwards!

The sweet dreams lullaby
becomes silent,
I wake up to the sound
of your absence.

I waltz to the sound,
to the song of my soul!

And I go round and round,
turn around,
on the merry go round
you called life,
but when I open my eyes
I'm not running a perfect circle
where I'll meet you again,
I'm dancing forward in a spiral,
the highway to the end.

I go round and round,
and turn around,
on this merry go round,
you are a picture
in my background,
and some times,
on lonely days
an old stereo tape
still plays
our love song
and I waltz round a round,
turn around,
with your phantom
on this merry go round!

domingo, 17 de mayo de 2015

On the opposing side

We walk on the opposing sides
of one same street,
We are parallel lines
that shall never meet,
I want to reach out my hand
and touch your wavering heart
but you take a step back
and I lose my chance.

I try to call out your name,
to ask you to stay,
"Don't move away,
I'm coming your way",
you smile at me
from the opposing street
Did you hear it?

We stand on opposing sides
of one pedestrian crossing,
Are you waiting for me?

But the light turns green
and you just walk pass me,
and we are now once more
opposing lines 
of a single railway. 

Orbiting around each other
but never ever meeting,
Can I satisfy myself
by walking the same rail
unable to reach you?

What does it take
for you to turn around
and look my way?
You don't have to move,
I will walk to you,
You just have to wait.

I will touch your soul
a sunflower a day,
for you are the sun
I revolve around.

If you take my message
you don't have to come,
just wait a bit,
I will run to you.

From opposing sides
of one same street
if I reach out to you

Will you wait for me?

-Inspirado en "Falling for Innocence"-